Noticias

Fundación Oxígeno pedido la paralización cautelar de la actividad de una granja de cerdos de la localidad de Villaespasa al detectar que la balsa de purines está «colmatada completamente y rebosa en todo su perímetro, por lo cual se están vertiendo todos estos desechos de forma incontrolada al ecosistema fluvial», según asegura la entidad ecologista, que ha denunciado ya el caso a la Confederación del Duero, la Junta y el ayuntamiento del pueblo.

Teme que los vertidos se incorporen a la escorrentía superficial y luego «a los arroyos que tributan en el río Valparaíso y, éste a su vez, en el río Arlanza, cuyo curso atraviesa el recientemente creado Parque Natural de los Sabinares del Arlanza».

La fundación señala que «aunque la balsa de 7000m3, lleva una lámina de impermeabilización y se ha recubierto con una capa de hormigón, ésta no tiene la capacidad suficiente para recoger todos los purines que produce la granja, siendo este rebose de desechos una situación sostenida en el tiempo, por lo que existe una excesiva acumulación de purines, hecho este que se agrava y potencia por las copiosas lluvias de estos días».

Fuente: El Correo de Burgos