NoticiasNieve en Burgos

La provincia amanece blanca y con apenas 0 grados, frío que ha compactado en calles y carreteras la nieve caída En Espinosa hay varios tramos de carretera intransitables

La nieve no faltó ayer domingo en gran parte de la provincia, como así comprobaron diversos puntos del territorio burgalés, que amanecieron blancos tras haber estado nevando gran parte de la noche de forma generalizada. Y con temperaturas que en muchos casos apenas llegaban a los 0 grados, cumpliéndose la previsión de la Aemet que así lo avanzaba también para hoy lunes, con temperaturas que podrán superar en algunos puntos los -10 grados centígrados.

Así sucedió en Sargentes de la Lora, municipio en el que a la complicación de contar -un día más- con unos 25 centímetros de nieve en sus calles y carreteras aledañas, se sumó la presencia de árboles caídos por el peso de la nieve, y que afortunadamente pudieron ser retirados desde primeras horas de la mañana.

«Nos pasó en la carretera que comunica Sargentes con San Felices, y preferimos retirarlo nosotros como pudimos con un tractor pala, en lugar de esperar a los quintanieves, ya que el sábado no aparecieron en toda la mañana y no queríamos que causara algún accidente», comentaban desde el Consistorio.

Carreteras y calles blancas que también se encontraron los medineses y quintanariegos, a los que la nieve dio tregua sólo a ratos. Hecho que no impidió en el caso de éstos últimos, la celebración de la tradicional procesión de San Blas que, de nuevo, congregó a numeroso público en Quintanar de la Sierra, aunque bien protegido ante las bajas temperaturas, las cuales se prevé que sigan hoy lunes y con ellas, la posible presencia de hielo en las vías burgalesas.

En el caso de las carreteras, la nieve de este fin de semana, mantuvo intransitables desde la mañana varias carreteras a su paso por el entorno de Espinosa de los Monteros, como fueron la BU-570, BU-571 y BU-572, haciendo de la zona uno de los puntos negros de la red de carreteras durante todo el día. Asimismo, la CL-629 con alerta roja entre sus kilómetros 25 y 52 en ambos sentidos -en el entorno de Merindad de Valdivielso- prohibiendo el paso a camiones articulados y autobuses y obligando al uso de cadenas. Idéntica situación a la existente también en la BU-V-8201 a la altura de Pineda de la Sierra.

Con el paso prohibido sólo a camiones y articulados estuvieron algunos tramos de la CL-117 a su paso por Salas de los Infantes; y la BU-925 (tanto en el entorno de Aranda de Duero como de Huerta de Rey), al igual que en la N-623 a su paso por Orbaneja del Castillo.

 

FUENTE: EL CORREO DE BURGOS